Terapia de Presión Negativa Tópica.

Uno de los enfoques más innovadores en el tratamiento de heridas.

Terapia de Presión Negativa Tópica.

Acelera la cicatrización de heridas.

Se aplica presión negativa en la herida sellada, la cuál elimina el exceso de exudado de la herida y estimula la formación de tejido de granulación, haciendo que la herida cicatrice rápidamente.

Terapia de Presión Negativa Tópica

La herida se rellena con espuma y se sella de manera hermética con un apósito de película transparente.

La presión negativa se genera a través de la succión que ejerce el dispositivo de presión negativa.

La acción del dispositivo elimina el exceso de exudado de manera continua y limpia eficazmente el lecho de la herida.

Segura y Eficiente.

El uso de la presión negativa estimula la proliferación del tejido
de granulación, acelerando la cicatrización de la herida.

• Mejora la circulación sanguínea en el lecho de la herida
• Promueve la contracción de la herida
• Previene infecciones cruzadas gracias al sistema cerrado
• Elimina toxinas y reduce la infestación de gérmenes
• Reduce el edema de la herida

Está a punto de acceder a una información que está destinada exclusivamente a profesionales sanitarios.